Aunque no lo creas Pablo Escobar tambien gasto su dinero en estas cosas.

Las dio a conocer su hijo Juan Sebastián Marroquín y pocas personas se dan el lujo de gastar dinero en ellas.

Algunas de ellas son conocidas, pero vuelven a la escena tras ser incluidas en el libro que el hijo del capo lanzó sobre su vida y las excentricidades que el mismo Escobar presumió tener en sus épocas de riqueza y gloria.

pablo-escobar-riqueza

6 de ellas fueron mencionadas hace unos días por el sitio web TKM y comprueban, entre otras, que el capo del cartel de Medellín tuvo cuanta cosa se le pasó por la cabeza:

1. Tenía una hacienda llamada Nápoles. Era tan grande y extravagante que tenía 3 zoológicos, 27 lagos y un parque con réplicas de dinosaurios a escala real. Además tenía dos helicópteros, su propia gasolinera y trabajan aproximadamente 1700 empleados.

2. Otra propiedad del capo era el edificio Mónaco, un penthouse de 1700 metros cuadrados decorado con flores que eran llevadas a Medellín desde Bogotá en su avión privado, todos los días.

3. Hacía fiestas temáticas que, según confiesa su hijo, eran las preferidas por su madre. Esas fiestas eran de disfraces y para ello enviaba un grupo de sastres y modistas a sus invitados para que les diseñaran sus propios trajes.

4. En las fiestas de cumpleaños de Pablo Escobar, el capo rifaba entre sus invitados valiosas obras de arte de reconocidos artistas internacionales.

5. En dicho libro, el hijo de Pablo también confiesa que siendo muy pequeño su padre le regaló un cofre con las cartas de amor originales que Manuelita Sáenz le escribió al libertador Simón Bolívar.

6. Cuando era fin de año ordenaba la importación de gigantescos contenedores de pólvora y fuegos artificiales que valían 50 mil dólares cada uno.

Redaccion